Humedades, filtraciones y goteras ¿quién debe repararlos?

Home / administrador de fincas / Humedades, filtraciones y goteras ¿quién debe repararlos?

La aparición de humedades, filtraciones y goteras en las comunidades de vecinos es uno de los problemas que los administradores de fincas están acostumbrados a gestionar. Sin duda, supone un gran conflicto entre los vecinos, especialmente entre las dos viviendas que sufren este problema o entre el vecino y la comunidad en caso de vivir en el último. El percance suele venir porque es complicado saber de dónde vienen esas filtraciones, humedades o goteras a simple vista.

En muchas ocasiones, los propietarios se presentan directamente en la casa de su vecino, el de la vivienda aledaña para informarle de la incidencia. Esta situación puede resolverse de dos maneras: o bien por las buenas -se trata de buscar cuál es el origen de esa gotera, filtración o humedad- o bien por las malas -lo que perjudicará la convivencia entre esos vecinos-.

Evidentemente, cuando el problema de filtraciones, goteras y humedades procede de viviendas particulares, es decir, de los vecinos, serán sus seguros quienes se encargarán de gestionar la reparación tanto en el piso del vecino afectado como en el suyo propio.

Pero qué ocurre cuando las filtraciones o goteras aparecer en zonas comunes de la comunidad (trasteros, garajes, portal…) o en el exterior del edificio. Cuando esto ocurre, directamente se recurrirá al administrador de fincas para que solucione el problema. Se acude a esta profesional para que gestiona la reparación. Desde LOMUG te contamos cuál es el procedimiento habitual en estos casos.

Actuación en filtraciones y goteras en comunidades

  • Origen de la filtración, humedad o gotera. Lo primero de todo es realizar una inspección técnica para saber el origen del problema. Solo así se sabrá quién es el responsable de repararla: si el propietario o la comunidad de vecinos.
  • Informe técnico. El profesional contratado para determinar el origen de la filtración, gotera o humedad deberá redactar un informe técnico donde se recogen datos como: origen y causa del problema, solución, estimación de los datos y presupuesto para la reparación.
  • Aprobar el presupuesto. Si el origen es la propia comunidad, será la encargada de reparar el problema. En caso de que sea un vecino, será el encargado de subsanar los daños causados. Si se niega a hacerlo, entonces habrá que presentar una denuncia ante el tribunal.

Los problemas de humedades, filtraciones y goteras se deben solucionar a la menor brevedad para evitar que la situación se agrave y, por tanto, su coste sea aun mayor. Para evitar esta situación, lo mejor es contar con un administrador de fincas colegiado ya que sabrá cómo actuar para resolver el problema a la menor brevedad.

Si queréis cambiar de administrador de fincas o queréis contratar uno, contacta con nosotros.

Comments(0)

Leave a Comment