Grupo de WhatsApp en comunidades de propietarios

Home / administrador de fincas / Grupo de WhatsApp en comunidades de propietarios

WhatsApp se ha convertido en el medio de comunicación que más utilizamos para hablar con nuestra familia y amigos. A esto tenemos que sumar otros grupos como los compañeros de trabajo, los profesores, los padres de los compañeros de los hijos… Y como no podía ser de otra manera, los grupos de WhatsApp también han llegado a las comunidades de propietarios.

¿Es buena idea tener o no un grupo de WhatsApp con los vecinos? Evidentemente, como todo en esta vida, este medio de comunicación entre los propietarios de la comunidad tiene cosas buenas y cosas malas. De hecho, muchos administradores de fincas utilizan esta vía de comunicación porque les ahorra tiempo y les permite informar a los propietarios de una manera más rápida y ágil de determinados temas urgentes.

Lo primero que se debe aclarar es que no se puede obligar a nadie a formar parte del grupo de WhatsApp de la comunidad. Asimismo, ninguna decisión que se tome en este grupo tiene validez legal. Las decisiones y las aprobaciones se deben hacer sí o sí a través de una Junta de Propietarios.

Por supuesto, tampoco se pueden incluir los números de teléfono en estos grupos sin el consentimiento del propietario. En caso contrario, se está cometiendo una ilegalidad. Esto significa que, si vas a crear un grupo de WhatsApp, debes pedir el consentimiento expreso de las personas para poder incluir su número de móvil porque si no lo haces pueden emprender acciones legales contra ti por un delito contra tu intimidad y por violar la ley de protección de datos.

Dicho esto, desde LOMUG os vamos a contar qué ventajas e inconvenientes puede tener este medio de comunicación en la comunidad de vecinos.

Ventajas e inconvenientes del grupo de WhatsApp en comunidades

Una de las grandes ventajas del grupo de WhatsApp en las comunidades de vecinos es que se podrá informar al administrador de fincas y/o al presidente de las incidencias o problemas que se puedan producir tales como rotura de tuberías o de canalones, así como de caídas de árboles o goteras, entre otros asuntos. Esto agilizará los procesos de reparación.

De igual forma, se puede informar a los vecinos de cuándo se celebran las juntas o reuniones. También se les puede comunicar determinadas alertas relacionadas con la seguridad. Por tanto, puede ser buena idea tener un grupo de WhatsApp para comunicar de una forma más rápida determinadas incidencias, problemas o informaciones relevantes.

El problema viene cuando se traspasa la línea profesional, para lo que fue creado. ¿Cuándo ocurre esto? Cuando los vecinos empiezan a mandar contenido fuera de contexto (imágenes o vídeos de humor, memes…). Además, se pueden producir conflictos entre vecinos por tener opiniones diferentes sobre un tema.

Otra gran desventaja para el administrador es que le pueden escribir a cualquier hora del día y de la semana sin respetar el horario laboral.

Destacar también los problemas que puede ocasionar cuando un grupo de vecinos inicia un chat en WhatsApp sin contar con los demás propietarios para hablar sobre temas de la comunidad. Recordar que no se pueden tomar decisiones de ningún tiempo por medio de esta aplicación. No tienen ninguna validez legal.

Comments(0)

Leave a Comment