Seguros que debes tener contratados (Parte 1)

Home / administrador de fincas / Seguros que debes tener contratados (Parte 1)

Tanto a nivel personal como a nivel profesional es fundamental tener contratados una serie de seguros que te aportarán la tranquilidad que necesitas. Así estarás cubierto en determinadas situaciones. Evidentemente, en tu vida personal tendrás que tener contratados unos determinados seguros mientras que si tienes una empresa deberás tener otros. En el caso de los autónomos y empresarios, una forma para asegurarse tener los seguros adecuados, nada mejor que contar con un asesor de confianza. En función de la actividad, te recomendará tener unos seguros u otros. Además, se encargará de revisar las coberturas para saber si son o no deficientes.

Desde LOMUG, gestoría de empresas y administradores de finca, os vamos a ayudar a revisar si tenéis o no los seguros adecuados. En esta ocasión, nos vamos a centrar en los seguros para particulares, en los principales seguros que debemos tener contratados para vivir más tranquilamente. En el siguiente artículo, nos centraremos en alguno de los seguros más importantes para los empresarios y autónomos.

Seguros imprescindibles para particulares

De hogar

Los seguros de hogar son imprescindibles. No son obligatorios, salvo que hayas pedido una hipoteca. En este caso, sí o sí deberás contratar este seguro. Existen diferentes razones para tener contratado un seguro del hogar. Gracias a ellos, tu vivienda estará protegida frente a infinidad de sucesos desde un incendio hasta un robo, actos vandálicos, daños por agua…  Además, en caso de siniestro, el seguro de encargará de cubrirlo, lo que evitará que seas tú quien tenga que hacer frente a ese desembolso económico.

De coche

El seguro de coche también es esencial. De hecho, en este caso sí es obligatorio tenerlo. Existen diferentes alternativas: seguro a terceros o seguro a todo riesgo. La principal diferente es que en un seguro a terceros se cubre los daños producidos a terceros, pero no en tu coche. En este caso, tendrás que costearlo tú. En cambio, en un seguro a todo riesgo, la compañía se hará cargo de los daños provocados tanto a terceros como en el propio vehículo. Para tu mayor tranquilidad, lo mejor es tener un seguro a todo riesgo.

De vida

Todos estamos expuestos a numerosos riesgos en nuestro día a día y a veces resulta imposible evitarlos. Lo que si se puede hacer en protegerse frente a las consecuencias mediante un seguro de vida. Estos seguros protegerán frente a un fallecimiento inesperado o frente una incapacidad permanente. Gracias a estos seguros, te garantizarás dejar una buena situación a tu familia en caso de fallecimiento inesperado o de sufrir un accidente.

Plan de pensión

Para disfrutar de una jubilación sin preocupaciones, nada mejor que tener un plan de pensiones. El objetivo es ahorrar dinero mientras se trabaja para después empezarlo a cobrar cuando te jubiles. Es una forma de complementar la pensión del estado o de tener una pensión en caso de no haber trabajado.

Esto son algunos de los seguros (hay muchos más) que deberás tener contratados para disfrutar de una vida más tranquila. Recuerda tener un seguro de hogar para evitar y solucionar los problemas que puedan surgir en tu casa. Entre otras cosas, estarás bien protegido por los problemas que puedas causar a algún vecino o que ellos puedan causarte a ti.

Comments(0)

Leave a Comment