Contadores de agua en comunidades de vecinos

Home / administrador de fincas / Contadores de agua en comunidades de vecinos

¿Contadores individuales o colectivos? En muchas comunidades de propietarios cuentan con solo un contador de agua. El importe del mismo estará incluido en la cuota mensual de la comunidad. Esta situación puede generar muchos problemas entre vecinos. Uno de ellos tiene que ver con los morosos de la comunidad. Muchos vecinos están cansados de estar pagando la comunidad, lo que incluye el agua, mientras que otros optan por no pagar aprovechándose de la situación. Al fin y al cabo, para la gente morosa el agua es “gratuita”, así como otros servicios comunes.

Más allá de los morosos, otro problema de tener un contador de agua colectivo es el tema de la piscina. En aquellas comunidades donde no hay limite de invitados, muchos vecinos se quejan porque algunas familias se exceden a la hora de invitar (cuatro, cinco…). El malestar es, precisamente, por el gasto del agua tanto para la piscina como de las duchas.

Ante este problema, muchas comunidades de vecinos optan por cambiar el contador de agua colectivo por individuales, es decir, instalarlos en cada vivienda. De esta forma, cada propietario pagaría su propia factura del agua quitándola así de la cuota de la comunidad. La gran pregunta a la hora de instalar los contadores de agua individuales es si se puede hacer y quién paga los gastos. Desde LOMUG vamos a intentar aclarar esa situación.

De contadores colectivos a individuales

La Ley de Propiedad Horizontal en su artículo 9.1.e) dice “Contribuir, con arreglo a la cuota de participación fijada en el título o a lo especialmente establecido, a los gastos generales para el adecuado sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y responsabilidades que no sean susceptibles de individualización”.

En este sentido, el gasto de agua es susceptible de individualización. Por tanto, cualquier vecino podrá solicitar la instalación de un contador de agua privado. De esta forma, solo pagará lo que consume él. Asimismo, el coste de la instalación del contador individual deberá pagarlo cada vecino. El problema de esta situación es que parte de la factura del agua del contador colectivo está destinada al uso de la limpieza de las zonas comunes y del riego del jardín.

En caso de tener un contador de agua individual, se puede optar por dos soluciones. La primera es instalar un contador colectivo para uso exclusivo de las zonas comunes. Este gasto se incluirá dentro de la cuota de la comunidad. La segunda opción es realizar una estimación del consumo destinado a las zonas comunes para saber cuánto tiene que pagar el vecino que cuente con un contador de agua individual. Esta opción puede dar más problemas.

En LOMUG tenemos un servicio de administrador de fincas. Con más de 10 años de experiencia, nuestros administradores gestionan más de 1.200 viviendas. Trato profesional y cercano. Para más información sobre los contadores de agua u otros problemas en las comunidades de propietarios, contacta con nosotros.

Comments(0)

Leave a Comment