Certificado de Retenciones del IRPF

Home / administrador de fincas / Certificado de Retenciones del IRPF

¿Sabes que es un certificado de retenciones? ¿No sabes si tienes que solicitar o no este certificado? Para empezar, aclarar que todas las empresas que hayan practicado algún tipo de retención tienen la obligación de emitir el Certificado de Retenciones del IRPF. Esto se debe porque en este certificado se expone la cantidad de dinero que se ha adelantado a la Agencia Tributaria a través de las retenciones del IRPF en nóminas y/o facturas. Asimismo, este documento deberá ser entregado a todos los que hayan prestado un servicio a la empresa. Engloba desde a los trabajadores hasta clientes y arrendatarios de locales o inmuebles, entre otros.

El Certificado de Retenciones recogerá tanto las retribuciones como los pagos realizados durante un año, concretamente durante el año anterior. También debe recoger las deducciones y retenciones aplicadas tanto a las facturas como a las nóminas. Por tanto, se puede afirmar que este certificado actúa como justificante donde se expone la cantidad de retención que ha ingresado una empresa por los servicios prestados.

Evidentemente, todos los datos que aparezcan en este certificado deberán coincidir con la información que tiene la Agencia Tributaria. En caso contrario, la empresa tendrá problemas. De hecho, puede tener una inspección.

Importancia del certificado de retenciones

Desde LOMUG te recordamos que es obligatorio entregar el certificado de retenciones. Así viene recogido en el Reglamento del IRPF en el artículo 108.3 donde se dice textualmente “El retenedor u obligado a ingresar a cuenta deberá expedir en favor del contribuyente certificación acreditativa de las retenciones practicadas o de los ingresos a cuenta efectuados, así como de los restantes datos referentes al contribuyente que deben incluirse en la declaración anual a que se refiere el apartado anterior”.

Por tanto, se deberá emitir un certificado de retenciones a:

  • Los trabajadores que haya tenido contratado durante el año anterior.
  • Los profesionales con los que se haya mantenido alguna relación comercial, siempre que la factura se haya realizado y pagado. En caso de contratar a un autónomo para la prestación de un servicio y le has practicado una retención, debes ser la empresa quién entre el certificado al autónomo.
  • Facturas de alquiler o pagos de intereses realizados por la empresa que estén sujetos a retenciones.

Importante: la empresa debe entregar el certificado original, sellado y firmado por la persona que lo emite. No entregar este documento puede conllevar a sanciones.

Si necesitas ayuda con tu Certificado de Retenciones del IRPF, no lo dudes y ponte en contacto con nuestra gestoría en Madrid.

Comments(0)

Leave a Comment