Consultoría jurídica inmobiliaria: derecho arrendamientos

Home / administrador de fincas / Consultoría jurídica inmobiliaria: derecho arrendamientos

¿Estás pensando alquilar tu vivienda, pero no sabes qué obligaciones y derechos tienes como arrendador? ¿Quieres irte de alquilar y deseas conocer tanto tus obligaciones como tus derechos? El número de personas que viven de alquiler en nuestro país aumenta cada año. Una de las principales razones son los precios de las viviendas. Esto unido a la inestabilidad laboral hacen que la población prefiera alquilar a comprar.

En la gran mayoría de casos, el arrendamiento se produce sin incidencias, es decir, el arrendatario pagará mensualmente el alquiler y el arrendador cumplirá con el contrato. A pesar de ello, existen casos donde el arrendatario deja de pasar el alquiler y se niega a marcharse de la vivienda. También se han dado casos donde el inquilino acabada destrozando la casa. Ante estas situaciones, al arrendador no le quedará más remedio que contratar a un abogado para emprender acciones legales.

En LOMUG contamos con una consultoría jurídica en derecho inmobiliario. Contamos con los mejores abogados en esta área con el objetivo de cubrir eficazmente todas las necesidades que le puedan surgir a los propietarios de los inmuebles (viviendas, locales comerciales, fincas…). Disponemos de las herramientas necesarias para abordar con seguridad, eficacia y determinación los retos que puedan surgir en el sector inmobiliario. En caso de tener problemas con el arrendamiento, contacta con nosotros o ven a visitarnos a nuestra consultoría en Madrid.

Consultoría jurídica: contrato de arrendamiento

Consultoría jurídica

Las partes que intervienen en un contrato de arrendamiento son el arrendador y el arrendatario. Cada uno tendrá sus obligaciones y derechos a la hora de firmar y llevar a cabo el arrendamiento.

Por ejemplo, en el caso del arrendador, deberá recibir mensualmente el pago del alquiler y tendrá derecho a pedir una fianza en previsión a si se producen daños en la vivienda. Asimismo, tendrá la obligación de pagar las cuotas a la comunidad, así como reparar determinados desperfectos que pueden ocurrir. En el caso del inquilino, tiene preferencia frente a terceros si la casa se vende y puede exigir el recibo de pago de la renta. En cuanto a sus obligaciones, debe pagar en los términos acordados la mensualidad de la renta, así como hacerse cargo de los gastos de los suministros.

Otra característica de los contratos de arrendamiento es que son consensuales, bilaterales, temporales y onerosos. Estos contratos se basan en el consentimiento de ambas partes, así como en el uso y en el disfrute del inmueble durante un período de tiempo determinado. Además, es oneroso porque una de las partes disfrutará de la vivienda a cambio de un precio.

Si quieres evitar cualquier problema a la hora de realizar el contrato o prevenir las controversias por su interpretación, te recomendamos que un abogado redacte y revise el texto. Es una forma de evitar ir a los tribunales y, por tanto, es la opción más económica.

Contacta con nosotros y te resolveremos todas las dudas que tengas en relación al derecho arrendatario, así como al contrato de alquiler de un inmueble. Contrata nuestro servicio de consultoría jurídica.

Comments(0)

Leave a Comment