La importancia del registro de marcas

Home / administrador de fincas / La importancia del registro de marcas

¿Sabes cómo se realiza un registro de marcas? ¿Todavía no has registrado tu marca comercial? Como sabrás, la marca es uno de los valores más importantes de cualquier negocio. Es el que aportará personalidad y valor a tu empresa, el distintivo que te diferenciará de tu competencia. Ante esto, es fundamental registrar tu marca para protegerla y para evitar que te la “robe” la competencia. Al registrarla, protegerás tu proyecto empresarial.

Todos tus esfuerzos deben girar a la protección de tu marca comercial. No importa si eres una grande, mediana o pequeña empresa. Este paso lo tienes que hacer sí o sí. Ejercerá un papel esencial en tus estrategias de marketing, en tu imagen corporativa y en el branding.

Evidentemente, el registro de la marca no es obligatorio. Eso sí, es muy recomendable. Este acto supondrá un derecho exclusivo sobre la misma. En otras palabras, nadie podrá usarla. Como puedes comprobar, es un mecanismo de protección frente a terceros. Una vez registrada, nadie podrá utilizar esa marca.

En LOMUG tenemos un servicio de propiedad intelectual e industrial. Te asesoraremos sobre temas relacionados con derechos de autor, invenciones, diseños o marcas y nombres comerciales. Nuestro principal objetivo es satisfacer las necesidades de nuestros clientes. Ofrecemos asesoramiento personal para proteger la propiedad intelectual e industrial de tu negocio. Te ayudaremos a registrar tu marca o nombre comercial para protegerlo.

Beneficios del registro de marcas y nombres comerciales

El registro de una marca o nombre comercial implica, como ya hemos mencionado antes, un uso exclusivo del mismo de quienes la hayan registrado. Esto hace que nadie pueda usarla, es decir, te permite prohibir a terceros su uso sin tu autorización.

Otra de las grandes ventajas es que es un acto intangible. Esto significa que, al tener el poder absoluto y exclusivo de la marca o nombre comercial, tendrás la potestad absoluta para transmitir o ceder su uso a un tercero. Por tanto, tendrás el control absoluto de tu marca o nombre comercial.

Si quieres preservar la identidad de tus productos o servicios, entonces deberás registrar la marca. Es la única forma de proteger su valor y, a su vez, de proteger el valor que puede llegar a alcanzar tu negocio.

Es importante destacar que, una vez registrada la marca, adquirirás su derecho de propiedad durante 10 años -desde la fecha de su solicitud-.  Pasado ese tiempo, deberá renovarse. Las marcas y/o nombres comerciales pueden renovarse indefinidamente. La Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) avisa del vencimiento de dicho plazo con la antelación suficiente para que puedas renovar sin problema alguno. Eso sí, ante cualquier cambio de domicilio, notifícalo a la OEPM. También es importante señalar como medio de notificación una dirección de correo electrónico ya que es un medio más rápido para recibir cualquier aviso.

Comments(0)

Leave a Comment