Ruidos en las comunidades de vecinos ¿Cómo gestionarlo?

Home / administrador de fincas / Ruidos en las comunidades de vecinos ¿Cómo gestionarlo?

Uno de los problemas más comunes en la gran mayoría de comunidades de vecinos son los ruidos que generan algunos residentes. Música alta, fiestas en viviendas, obras… son algunas situaciones que provocan molestias, en especial cuando suceden a altas horas de la noche. Es cierto que en invierno convivimos con menos ruidos. Permanecemos en el interior de casa con las ventanas cerradas por las bajas temperaturas. En cambio, en verano las cosas son muy diferentes.

Se puede afirmar que la época estival es la temporada de obras en las comunidades de propietarios. Muchos aprovechan el buen tiempo para hacer reformas, lo que supone una gran molestia para los vecinos ya que deben soportar los ruidos la mayor parte del día. A esto tenemos que sumar las comidas y las cenas en las terrazas, lo que pueden afectar a nuestro descanso tanto a la hora de dormir la siesta como en el descanso nocturno.

¿Y las zonas comunes? En algunas comunidades cuentan con pistas de tenis, zonas verdes, parques infantiles o la piscina. Cuando estás zonas están instaladas cerca de las viviendas pueden provocar conflictos entre los vecinos. Los ruidos a lo largo del día y a altas horas de la noche pueden llegar a ser realmente molestos. 

¿Cómo solucionar los ruidos en las comunidades?

La gran pregunta que muchos vecinos se hacen es qué se puede hacer ante estas situaciones. Evidentemente, cuando vivimos en una comunidad de vecinos es importante aceptar las normas cívicas y de comportamiento ya que nos ayudarán a convivir mucho mejor. Sin embargo, en todas las comunidades siempre existen vecinos que actúan de forma irresponsable y no empatizan con el resto de vecinos. En ocasiones, estas situaciones se pueden arreglar hablando. En cambio, en otras se puede complicar y agravar mucho más.

En LOMUG, como administradores de finca, queremos ofreceros una serie de consejos de cómo solucionar de la mejor manera los problemas de ruidos en las comunidades. Solo así la convivencia será posible.

Cómo tratar el problema del ruido en comunidades de vecinos

¿Quién y dónde? Lo primero es identificar al vecino que está provocando el ruido. De esta forma, podrás resolver el problema de una forma más efectiva.

Tipo de ruido. En una comunidad de vecinos podemos encontrar infinidad de ruidos, en especial en verano. Obras, fiestas, música alta, niños y adolescentes gritando… Independientemente de si solo molesta a un vecino o a varios, es importante resolver el problema cuanto antes. Solo así se podrá convivir y vivir mejor entre vecinos.

Identificado quién está generando el ruido, dónde y qué tipo, se podrá proceder a resolverlo. También es importante la hora. No es lo mismo si tu vecino esté haciendo ruido de obra a las 10 de la mañana que a las 10 de la noche, por ejemplo.

Como vecino y propietario, la primera vía será dirigirte a ese residente que está causando el ruido de forma amable. Explícale las molestias que están causando ese ruido. Esto en caso de que seas el único vecino al que le molesta. Un claro ejemplo es si tu vecino de arriba o de abajo tiene la música alta todos los días o un día la pone alta de noche porque tiene una fiesta. Lo ideal es llegar a un entendimiento y resolver el problema de forma cordial.

Si el ruido genera molestias a más vecinos, lo ideal es acudir al presidente de la comunidad para que se dirija a ese vecino y le pida que cese dicha actividad. Habrá que esperar unos días para comprobar que no se vuelve a dar la situación. Si el residente continúa haciendo ruido, habrá que pensar en recurrir a la vía legal o judicial.

Asimismo, habrá que dar parte a la policía para que se personalicen en el lugar e impongan la sanción correspondiente en caso de estar incumpliendo la ley de ruidos.

Papel del administrador de fincas

El administrador de la comunidad podrá convocar una junta para exponer la situación a todos los vecinos. Si todos los vecinos están de acuerdo en iniciar acciones legales, imperará la Ley de la Propiedad Horizontal. Los afectados podrán solicitar a ese vecino que acabe con esa situación. Si no acepta y continúa generando molestias, lo siguiente será acudir a los tribunales.

Si la comunidad se desvincula del problema, los afectados podrán presentar una demanda para solicitar el cese de los ruidos y pedir una indemnización por los daños causados.

El asesoramiento en caso de ruidos en las comunidades de vecinos es fundamental. Si tienes dudas o necesitas ayudas, contacta con nosotros. Nuestra gestoría puede ayudarte a devolver la tranquilidad que necesitas en tu vida. Infórmate.

Comments(0)

Leave a Comment