Funciones y servicios del administrador de fincas (parte 2)

Home / administrador de fincas / Funciones y servicios del administrador de fincas (parte 2)

Continuamos con el tema ¿Por qué es importante tener un administrador de finca? La semana pasada, en LOMUG, os explicábamos la importancia de tener un administrador de finca colegiado. Este profesional está al día de la normativa vigente, así de las modificaciones y actualizaciones de la misma, por lo que nos ayudará a evitar sorpresas desagradables a la hora de gestionar las comunidades de vecinos. Descubre más funciones y servicios del administrador de fincas.

En la parte 1 os hablábamos de algunas de sus funciones como, por ejemplo, gestor y gerente, así como asesor. Del mismo modo, el administrador de fincas se encargará de presentar los modelos fiscales que exige Hacienda para evitar sanciones económicas y también se encargará de gestionar todas las inspecciones necesarias para el correcto mantenimiento del edificio.

Existen otras tareas que realiza el administrador de fincas con el objetivo de que la comunidad de vecinos esté dentro de la normativa vigente. Es la única manera de evitar las multas. A continuación, nos vamos a centrar en las funciones de secretario, contable y representante inmobiliario.

Funciones: secretario, contable y representante inmobiliario

El administrador también hace de secretario. Se encarga de ordenar y archivar la documentación de la comunidad (facturas, pagos, contratos…) para tenerlo todo a mano en caso de necesitarlo. También contará con los certificados de deudas o de corriente de pago para tenerlos en caso de reclamación judicial.

Otro de los servicios del administrador de fincas es la de contable. Actualiza la renta, se encarga de los cobros de los propietarios y hace las nóminas del personal de limpieza y del jardín que trabaja en la comunidad. También se encarga de pagar a los proveedores o a las empresas que prestan servicio a la comunidad como, por ejemplo, en caso de obra o para el mantenimiento de la piscina. Asimismo, tendrá gestionará el tema de los morosos.

También es representante inmobiliario. Esto quiere decir que se puede hacer cargo de redactar los contratos de arrendamiento, del tema de los traspasos de locales o alquileres o de realizar las valoraciones y peritaciones inmobiliarias y judiciales, entre otros.

Morosidad y conflictos en comunidades de vecinos

Precisamente, sabrá gestionar el tema de la morosidad respetando en todo momento la protección de datos de aquellos vecinos que no pagan los recibos. La multa por incumplimiento de la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantías de los Derechos Digitales o del Reglamento General de Protección de Datos puede ser de hasta 600.000 euros. En caso de existir un vecino moroso en la comunidad, esta no podrá publicitar tal nombre ya que estaría incurriendo en un delito contra el derecho al honor de esa personal. La consecuencia de incumplir la normativa puede conllevar el inicio de un proceso judicial.

Asimismo, otro tema muy actual en las comunidades es el tema de la instalación de cámaras de seguridad. Gracias a la figura del administrador de fincas, la comunidad cumplirá con la normativa en caso de instalar las cámaras evitando así las multas.

Por último, este profesional es clave para solucionar los problemas de convivencia en las comunidades de vecinos. Actuará como mediador y procederá actuar de acuerdo a la ley en caso de vecinos morosos, incívicos o que realicen actividades ilegales en los domicilios. También actuará frente a los vecinos que provoquen desperfectos en las zonas comunes o que tengan mascota las cuales se hacen sus necesidades dentro de las zonas comunes.

Comments(0)

Leave a Comment